• Link Desk Connect

Teletrabajo: Una cuestión de confianza

La crisis pandémica que estamos sufriendo nos ha llevado a cambiar nuestros usos de vida y muchos han venido para quedarse. Espero sinceramente que el uso de la mascarilla no sea uno de ellos, aunque he descubierto que nos ha enseñado a mirarnos a los ojos y evitar el mal aliento que algunos desprenden y los perdigonazos que sueltan al hablar. Pero su uso es de lo más incómodo, no me lo negarán.

Una de las cosas que más se debate en las redes sociales es acerca del teletrabajo. Encuestas de quién lo prefiere, si solo unos días, si parcialmente, si totalmente, … Hay de todo, como en botica.

A los grandes corporativos les ha pillado con el pie cambiado. Era algo que tenían en mente, que ponían en sus decálogos para aparecer en “The Best Place To Work”, para parecer modernos, innovadores, facilitar la conciliación profesional y laboral, pero claro, una cosa es el powerpoint y otra la realidad. Ahora “con guitarra”, que dicen en Chile, que es una expresión que me gusta mucho porque viene a decir que dejen de hablar y se pongan a ejecutar. Pues eso, que de un día para otro se pusieron a ejecutar esos powerpoints que tenían guardados y claro no funcionaban.

En España, ya se han apresurado a sacar el Decreto Ley 28/2020 de 22 de septiembre, al amparo del Acuerdo Marco Europeo de 2002, que dormiría tranquilo en cualquier cajón. La primera vez que se reconoce el trabajo a domicilio en España es con la modificación del Estatuto de los Trabajadores con el real Decreto Legislativo 2/2015 de 23 de octubre definiéndolo textualmente como aquel en que «la prestación de la actividad laboral se realice de manera preponderante en el domicilio del trabajador o en el lugar libremente elegido por este de modo alternativo a su desarrollo presencial en el centro de trabajo de la empresa».

Son innegables las ventajas del teletrabajo, que como recoge el propio Decreto Ley en su exposición de motivos, van desde la reducción del tiempo dedicado y contaminación por la reducción de desplazamientos, conciliación de vida profesional y laboral, flexibilización de horarios, reducción de costes, etc, a los que yo añadiría el incremento de la productividad que hasta ahora no ha podido ser probado de manera empírica.

También existen inconvenientes, como la protección de datos, brechas de seguridad, tecnoestrés, horario continuo, aislamiento laboral, perdida de identidad corporativa y yo añadiría la dificultad del trabajo en equipo, tal y como lo entendíamos.

La voluntariedad y la no discriminación del trabajo (a distancia o teletrabajo, que diferencia la norma), la dotación de medios y la asunción de los costes adicionales del trabajador por parte de las empresas y el derecho a la desconexión digital, son las principales características de esta regulación.

Cualquier trabajador habrá notado la reducción de costes al renunciar a pasarse una hora en su vehículo privado en un atasco y cualquier empresa habrá notado los ahorros de oficinas, viajes y comidas.

Analizando pros y cons, me declaro partidario del teletrabajo, en una empresa pequeña como Link Desk Connect. Somos pocos, nos conocemos y sabemos cómo trabajamos cada uno. Y lo que hacemos. Unos estamos en España, otros en distintos lugares de México. La confianza juega un papel fundamental en esta nueva relación. Hemos implementado videollamadas diarias, que nos permite mantenernos en equipo, discutir estrategias y mejorar todas las fases del proceso que ofrecemos a nuestros clientes.

Comercialmente he de confesar que me he llevado una grata sorpresa. Hemos cerrado alianzas con cerca de 10 entidades financieras y 3 Casas de Bolsa, con la complejidad de coordinarnos con todas sus áreas, desde jurídico, comercial, riesgos, etc y todo lo hemos hecho en remoto. Y hemos podido cerrar videollamadas con clientes en cuestión de días, ubicados en distintos lugares remotos de la República de México, sin el impedimento de los viajes ni de largos desayunos o comidas, que no aportan nada y no permiten tener a todas las personas clave, presentando nuestros servicios.

Con el equipo, aprendí gracias a una compañera antes de la pandemia, que, si hay un asunto serio o complejo que tratar, una comida no ayuda a resolverlo. Una reunión o conversación con el foco puesto en el asunto, mejora los acuerdos, porque elimina la posibilidad de tomarse los asuntos como si fueran un problema personal, dejando claro que el problema solo es laboral. El teletrabajo, no impide hacer lo mismo, sin largas comidas.

¿Y la identidad corporativa? Cuántos cafés no se toman en grupos cotilleando, hablando mal de los jefes, especulando sobre futuros cambios organizacionales, sacando información personal para que te la puedan restregar cuando vuelas bajo. Eso no es identidad corporativa, ni trabajo en equipo, ni favorece a la empresa ni al negocio. Hay muchos que están deseando volver a las oficinas para esas tertulias.

Y de fichar por entrar al trabajo, ya ni hablo. ¿Hay algo que genere mayor desconfianza en el trabajador que un empresario que sigue un fichero de su entrada y salida? En España, es obligatorio este fichaje, pero eso créanme que no incrementa la productividad laboral y tampoco elimina las horas extraordinarias que se realizan sin cotizar. Incrementa solamente la desconfianza y el presentismo.

La confianza es la base de la relación laboral. Se puede estar en la oficina viendo páginas de internet de viajes, y se puede estar en casa produciendo al 100%. Y viceversa. Si la confianza no existe, ni en un sitio ni en otro, la cosa no funciona.

En Link Desk Connect www.linkdeskconnect.com somos un equipo entregado, donde la base de la relación laboral es la confianza. Y nuestros aliados y clientes lo saben.

  • w-facebook
  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanco Icono de Instagram

© 2020 True Linking Business SAPI de CV

Área de Clientes

Derivados financieros. Pymes. Coberturas Tasas. Coberturas Divisa. Riesgos. Tiie28. usd/mxn.